05/06/2018

Caixa Ontinyent, implicación medioambiental

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, la entidad reafirma su compromiso en la aplicación de medidas de sostenibilidad y responsabilidad ambiental.

Caixa Ontinyent reafirma hoy, Día Mundial del Medio Ambiente, su compromiso en la aplicación de medidas de sostenibilidad y responsabilidad medioambiental, especialmente en cuanto a eficiencia energética, reducción en la utilización de papel y colaboración con asociaciones ecologistas a través de su obra social.
En este sentido, cabe destacar que la entidad tiene calificada su sede central como edificio tipo “A” en cuanto eficiencia energética. Además, el suministro de energía, tanto en sus oficinas como en los centros de obra social que gestiona directamente, es 100% renovable.
Dispone también de programas concretos en sus oficinas para reducir el consumo de energía y para el reciclaje de residuos que genera en su actividad cotidiana.
Así mismo, en los últimos años ha incorporado el proyecto “Caixa sense papers”, que ha permitido la reducción del consumo de miles de toneladas anuales. La contratación de papel que se utiliza se realiza, además, con proveedores acreditados de explotaciones sostenibles.
Por otra parte, y desde su obra social, mantiene un programa de publicaciones destinado a concienciar a la sociedad de la riqueza natural de nuestras comarcas y colabora con grupos ecologistas como la Colla Ecologista l’Arrel y la Coordinadora Ecologista de la Vall d’Albaida (CEVA).
En el caso de l’Arrel, mantiene un convenio de colaboración desde 1995 que permite la creación y mantenimiento de un vivero forestal de especies autóctonas, destinado a la repoblación de las sierras de la Vall de Albaida; un programa de silvicultura y ayuda a la regeneración y recuperación de determinadas zonas; un programa de recuperación de la huerta de Ontinyent; educación ambiental; y gestiones para poner en funcionamiento el programa de custodia del territorio.
En cuanto a la CEVA, su colaboración contribuye a su actividad cotidiana, que se concentra en su centro de interpretación medioambiental “L’ametla de palla” situado en Carrícola, y que desarrolla actividades de formación y divulgación de pautas de conducta sostenibles.
Con este tipo de actuaciones, que la entidad pretende potenciar, se contribuye a proteger nuestro entorno natural y crear un futuro sostenible.